La cercanía de estar tan lejos.

El sonido se define como aquello que se propaga viajando por un medio elástico; por lo general el conductor de sonido es muy buen conductor de electricidad, el sonido viaja mucho mejor en los fríos aceros de las vías de tren que en la cálida madera en la cual estos rieles se apoyan presionando con fuerza y gran rudeza sobre estos que se llaman durmientes.
Quise hablar de los durmientes, de estos que están debajo del ignorante metal. Sí, dije ignorante, porque este sólido elemento pareciera olvidar que se apoya en el “bruto madero,” ignora que es quien es gracias a que puede recostarse en estas humildes maderas de quebracho, qué casualidad que el movimiento social del dirigente socio-político lleve ese nombre ¿no?, pero descubrí que no había sonido en ellos. Esta noche, el fuerte hizo propagar su violencia sonora. A veces creemos que la violencia es un acto lejano a las palabras y asociamos la violencia a acciones de fuerza; pobre durmiente que presionado por el riel aun así puede hacerse escuchar, de tanto en tanto escuchamos que su grito fuerte es un cálido “ta-tac ta –tac”. Al saber esto no puedo más que entender que el deseo de estas líneas es crecer, ¿será que necesita algo más y necesita despegarse de su compañero? Por un motivo u otro salió con sus cacerolas pulidas y aprovechando su capacidad elástica se hizo escuchar, claro es difuso, un sonido no prolijo jactado de ser independiente… metal ignorante, ni las letras del más elevado autor contemporáneo son netamente ideas propias, ¿cómo pensar que el lánguido pero visible sonido es de iniciativa personal? no te olvides metal que solo viaja por vos (el sonido) solo si alguien no golpea primero en el extremo de tu ser, no olvides que te apoyas sobre el fuerte madero y sobre vos una maquinaria más compleja que decide por ambos, la locomotora que pisotea a ambos controla un complejo sistema que grita tan fuerte que el sonido de ambos es lo que necesita para funcionar, ¿no lo ves? tu queja de metal, estridente, chillón frío se redujo a un simple y cálido “ta-tac ta-tac”.
Abramos nuestros ojos, hay una economía mundial que nos quiere controlar, nos divide o eso pretende y nosotros queriendo ser igual a esa cruel locomotora que su único fin es andar, ir y venir, cargar y controlar destinos, olvida y menosprecia lo que tiene debajo, ¡abramos nuestros ojos! olvidamos que hay durmientes debajo…por eso no escuchaste su cacerola, porque a ellos no les importa si podés o no viajar a USA, si podés ahorrar en dólares o no, ellos no piden libertad, quizás en su real tosquedad piensan que serán siempre durmientes, maderos tirados y abandonados en galpones, maderos que de tanto en tanto son reemplazados para que vos, riel de clase media puedas ser el gran sostén de la maquinaria capitalista. Un día la madera se va a pudrir y cansada de la violencia provocada por la desigualdad hará que el sistema locomotriz se detenga, violencia por violencia… ¿realmente queremos esta división social en nuestra Argentina?
Ay, Clase media. Otra vez lo olvidaste, olvidaste que solo sos parte del sistema, creíste en la libertad basada en la opresión del humilde pero solo sos juguete capitalista, sos un buen aprendiz.
Ay, clase media, no te despegues, aun podemos recorrer muchos tramos juntos, siempre que la igualdad sea una bandera de equipo, una bandera que nos identifique, solo así habrá paz, en el seno de la igualdad. Me veo cerca de un K porque definitivamente estoy lejos de un Pro. ANIMATE

Palabras personales.

Definitivamente no soy K aunque confieso que mucho me gusta de este plan nacional, no le temo a la palabra “popular”, Jesús lo fue, Jesús tuvo medidas sociales de igualdad, Jesús enseñó que la paz era acción sobre el necesitado, algunos lo llaman el primer “socialista”. Jesús no hacia política, pero estaba muy al tanto de la injusticia social, quizás por eso vino como un “rey obrero” y no como ese glorioso rey que esperaba el sistema imperante de unos pocos en Israel. Jesús no destruyó el Imperio Romano con violencia pero definitivamente destruyó el Imperio al mostrar amor, luego habrán otros como Josefo, que mal entendiendo el llamado al pastoreo del prójimo y de la búsqueda continua de la justicia y la paz vendrían a querer ser revolucionarios; el Che y tantos hombres de fuerza armada han destruido sistemas por medio de la violencia, el Salvador lo hizo con gestos menos agresivos, con conceptos claros, paz, amor y justicia.

“Lo que se debe aprender se aprende haciendo” dijo Aristóteles. No sé mucho cómo hacerlo pero tengo una Biblia que muestra cómo se manejaba el Maestro, te invito a que junto a mí aprendamos juntos cómo practicar la revolución, recordá que la revolución existe solo si hay un sistema de herramientas que permitan reemplazar un sistema por otro, nuestra revolución está,  pero es pacífica, es en la práctica de estos valores…

2 comentarios

Archivado bajo Feria Americana

2 Respuestas a “La cercanía de estar tan lejos.

  1. Yamila

    Brillante. Te felicito por la forma tan respetuosa y reflexiva de expresar tu opinión.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s