Nunca entramos.

Puse mis pies en el jardín de los colores,
verde, rojo, azul...
La dueña de los mares paseaba en el.

Entre las olas de los que derraman cristales 
                                    se eleva su canto,
un paseo juntos; no supe dar puertas cerradas.

Olía a colores de primavera, quizás fue navidad
verde, rojo, azul...

Entre fuegos helados un encuentro se perdió
no supimos volver, quizás nunca supimos entrar.

Deja un comentario

Archivado bajo Otras...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s