Un cuadro de prisiones.

Rostros pálidos niegan degrade,
el grito homogenico de los que divergen
hablan de tumbas silenciosas, 
de ceños fruncidos que denotan frustración,
de miradas monocromáticas que convergen 
                           en sus muchas prisiones.

NOTA: No desee retocar lo escrito y así quedo, 
ya no escribiré sobre este tema.

Deja un comentario

30/04/2013 · 8:13 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s