“cañones contra muros fuertes”

“Lo despedazaste, lo despedazaste”, me vi en mi cama repitiéndolo una y otra vez.

Una lagrima pionera cayo sin culpas en medio de un mar inagotable de retornos;

Trastornaste mi mundo, lo trastornaste, en mi cama otra vez;

mientras lo repetía en tono suave como la brisa veraniega,  mi corazón fue amordazado,

y de pronto mil distancias recorrí, mil distancias que nadie puede medir,

meteorólogo aficionado he de ser al final de esta linea imparable…

Tic-Tac tic-tac… linea imparable, linea asesina, contigo he de sucumbir en dolor.

Deja un comentario

Archivado bajo Otras...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s