Derecho de piso, costumbre evangelica.

dcho depisoNo sé si ocurre en todas las iglesias, pero permítanme decirles que he conocido a muchos hermanos y amigos en la fe que dan como un hecho esta práctica ancestral de la humanidad, resulta esta, en sus orígenes, ser un “piso monetario” que pagaba un joven por una mujer. El precioso lenguaje que siempre es vivo y muda con los tiempos, devino en nuestro país (Argentina) en algo así como «Infortunios que Debe pasar quién se inicia en un trabajo o profesión, por carecer de experiencia» otra definición similar en nuestro país es  «Estabilidad y reconocimiento que logra alguien nuevo en un ámbito laboral, realizando tareas que exigen gran esfuerzo o que desechan quienes ya han logrado insertarse en el medio»

Bien, hace un tiempo y cansado de golpear puertas que me permitan esquivar este “derecho de piso evangélico” me acerque a un pastor de jóvenes a solicitarle permiso para trabajar una idea, resumiendo, me pidió que asista a las reuniones juveniles, que vaya a una célula, que vaya y haga y siga haciendo para poder hacer lo que yo le solicitaba; DERECHO DE PISO pero sucede que hace mucho tiempo deje de ser hipócrita y digo lo que pienso, con el claro riesgo de equivocarme y con la hermosa oportunidad de aprender en el caso de ser equivoca la forma o el pensamiento y sucede que le tuve que informar que hace años que soy miembro y no me fue bien caminando ese camino, por otro lado CUMPLIR ESOS REQUISITOS SOLO FOMENTAN LA HIPOCRESÍA, yo no quiero cumplir reglas para llegar a tener algo, eso se hace en el mundo, eso lo practica la política y en muchos grupos sociales pero en la iglesia esto no debería ser así.

Por un lado, debería haber la suficiente entereza del líder o pastor para decir NO y dar explicaciones del porque no ypor otro lado el liderado no debería cumplir JAMÁS esas reglas “religios” que es ATAR A ALGUIEN y no podemos someter a nuestros liderados a la religión porque yo no tengo autoridad sobre ninguna vida sino Dios. La clave es, creo, la siguiente:

Conocer a la persona

Evaluar sus pensamientos de fe

Evaluar y guiar y soportar el proyecto de Dios en su vida.

A veces, pensamos que es “NUESTRO” ministerio y por eso tememos dejarlos actuar, pero utilizando las palabras de Marcos Brunet “esto no es obra de imperio personal sino Su imperio” y si es suyo, yo solo debo como líder administrar y no forzar a nadie al a hipocresía de la religión.

Finalmente su respuesta fue: “No, pero sí”, finalmente me dijo parafraseando “Si cumplís con las reglas entonces no hay problemas de que hagas todo esto” Me fui triste, porque no voy a vivir religiones en mi vida, voy a vivir a un Cristo que da libertad, que ha puesto autoridades para que me pastoreen y no para dominar la vida del liderado.

Deja un comentario

Archivado bajo Otras...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s